lunes, 15 de septiembre de 2014

La Rueda del Tiempo

¡Amores!

Cuán lejos viajan los sueños y que cerca quedan los pies a consecuencia de los miedos. Entre uno y otro punto, vamos liberándonos de la falta de coraje para aceptar el desafío de vivir, cuando por fin reconocemos que el miedo mayor es hacia nosotros mismos. 
Con Amor,
Graciela González Khristael




miércoles, 10 de septiembre de 2014

Lazos Mágicos

¡Amores!

A esta era resulta muy difícil definirla en pocas palabras porque si hay algo que sobran son -precisamente- palabras. El estado de hiper-información constante, nos sitúa tantas veces en un paradigma absurdo como es el de saber de todo y la vez -al mejor estilo socrático- nada saber.
Inmersos todos en una vorágine comunicacional, surgen las disputas por un escenario protagónico como parte del ejercicio de las competencias, alimentadas por expectativas que van mucho más rápido que la posibilidad concreta de alcanzarlas. Sencillamente, nos confunde al punto de no llegar a distinguir la diferencia entre nosotros y los otros en cuanto al respeto por el camino individual.
Las supuestas verdades que se pregonan tanto como sus hallazgos de máxima pureza en mil y un área del conocimiento, pocas veces despliegan mantos de claridad sobre la vida misma resultando –por el contrario- que aturden con sus ruidos, desvían con sus propias dudas y confunden aún al más intelectual.
Sucede, en la práctica, porque el vehículo que puede llevar por la ruta correcta a cada quién está en cada uno de nosotros y eso dejó de ser hace mucho tiempo materia de revisión. Aquello de “el poder está en ti”, no hace referencia a fuerzas para presionar sobre otros sino a potencialidades intrínsecas para generar los más poderosos cambios en uno mismo. Contamos con nuestra posibilidad individual de hallar los senderos correctos resultando que tomar el camino que nos lleva a la memoria del “quién soy” es como subirse a una alfombra mágica, cual mandala viviente que se activa con una conciencia pura, con pensamientos sanos, con el desapego de las memorias dolorosas que nos atan a pasados de frustración, pérdida y fracaso.
Tenemos nuestra antena interior que sabe inteligentemente hallar la mejor frecuencia para nuestra vida y solemos forzar el dial para sintonizar los peores sonidos. Estamos provistos de la capacidad de amar inscripta en el ADN, con la habilidad de crear fractalmente un universo de Amor, resultando que en su lugar seguimos fabricando dificultades para la posteridad; haciendo caso omiso al hecho que cuando llegue la muerte física a nuestras vidas será de esperar que no nos encuentre con un catálogo de productos para comprar en la mano, sino con la energía de nuestro otro Yo, viniéndonos a buscar. Ninguna situación puesta en extremos de análisis conduce a un evento placentero, resultando de este modo que la vida que cada quien lleva debe ser anclada en la convicción de que le resulta feliz; porque en el libre albedrío cada uno de nosotros realiza una experiencia distinta.
Lo maravilloso sería preguntarnos de vez en vez si hacemos felices a otras personas.
Este es el tiempo de los Lazos Mágicos, tal y como si todos fuésemos niños a la vez porque de eso se trata la inocencia: de un estado y no de una edad biológica; como en los juegos de la infancia que recrean la comunión de lazos en alegres rondas que giran y hacen girar a la vez todos los sueños.
Que este encuentro de hoy a través del sonido de la palabra que viaja de mil modos al corazón de las personas, nos conduzca a un sueño reparador, a un intento renovado por soltar de nuestro equipaje las envidias, los malos deseos, los enojos y los dolores físicos como consecuencia de pensamientos destructivos que hemos almacenado durante años.
Que el ser ingenuo que nos conforma, revestido de este traje que ha permitido a tantas malas intenciones parasitarlo, logre la supremacía en este día, sanándonos así como devolviéndonos  la confianza perdida en quien nos puede salvar de tanta insensatez: nosotros mismos y nuestra conexión con la sacralidad según cada quien la considere.
Con Amor,
Graciela Khristael
fuenteperfecta@gmail.com

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Despierta!

DOMINGO 7 DE SEPTIEMBRE DE 11 A 15 HORAS ZONA OESTE
SÁBADO 13 DE SEPTIEMBRE DE 14 A 18 HORAS ZONA OESTE
SÁBADO 20 DE SEPTIEMBRE DE 14 A 18 HORAS CAP. FEDERAL




jueves, 28 de agosto de 2014

Observando...

¡Amores!

Aquello de responder a una cuestión con otra pregunta para eludir el compromiso de una respuesta, es similar a la práctica del auto-engaño. ¿Cuántas veces al trabajo interno de ser honesto con uno mismo se lo resuelve citando frases y técnicas de grandes gurúes, como si ello nos eximiera de la responsabilidad de poner en práctica la coherencia entre el yo que se manifiesta y el que en verdad se esconde por no hacer la tarea de, finalmente, despertar al perezoso ser que tan sólo deja transcurrir su vida? 
Con Amor,
Graciela Oasis del Alma. Khristael


martes, 26 de agosto de 2014

miércoles, 20 de agosto de 2014

Opciones.

Conocerse mejor y comprender.

La Vida no es una adivinanza sino una práctica diaria de todas las funciones biológicas, psíquicas, energéticas, emocionales y espirituales.
No hay un futuro que adelantar sino una mejor comprensión que anticipar. 
La falta de dirección o enfoque en nuestros propósitos, la reiteración de frustraciones en idénticas experiencias y la falta de fe en la propia sabiduría implícita en la naturaleza humana; hacen que tantas veces la confusión y la angustia se hagan presentes.
Conocerse mejor es el secreto y para eso los Números son excelentes aliados a la hora de traducir los códigos personales. Cada Estudio es un mapa personal; una parte en el universo de la vida de cada sujeto, resultando que la suma de las partes que integran su contexto le ayudarán a conocer el Arbol Vincular que ofrece la Psiconumerosofía.



psiconumerosofia@gmail.com