lunes, 2 de marzo de 2015

Cuando el fracaso te tira por la borda...

Cuando el fracaso te tira por la borda
y la postergación te abandona sin avisar.


Suelo repetir que no se puede dar lo que no se tiene y que sólo se enseña lo que se necesita aprender, sencillamente porque adhiero a estos enfoques que me anteceden y que jamás pierden vigencia; quizá por eso soy tan reincidente en los comentarios acerca de que no hay prioridad mayor que la coherencia sin la cual la vida es tan sólo la sombra de la nada.
He tenido unos días de esos que te regalan a manos llenas ofrendas de libertad con formas de flores, con textos en palabras, con emociones en síntomas y con revelaciones a la manera del sentido común; días con fallas en los servicios de internet que me han permitido conectar con el alma cuya tecnología es simple porque jamás se pierde la conexión.
Y allí, en los espacios que dejan los pensamientos que hasta incluyen música grabada (¿Verdad que les ocurre que aún sin el propio consentimiento las neuronas se entretienen en poner fondo musical a la mente?); en esos breves espacios –decía- la lucidez parece encontrar señalizado el camino de los pequeños despertares.
¡Y se hace la Luz!
Así me aconteció entre una mañana y varios días, resultando que todo se tradujo en un instante en el que no fue necesario desplegar memorias ni hacer análisis profundos, porque sencillamente ahí me tenía a mi misma y no necesitaba más para saber de mí.
Desde este lugar de la experiencia que practico se (porque lo he aprendido) que si no se declara la independencia del sí-mismo todo lo que pueda realizarse hacia afuera es pura mentira, es un falso escudo del ego, es un maltrato al alma y es un proselitismo basado en los artificios de las máscaras que se utilizan para negar las propias limitaciones.
Creamos guerras e incendios porque las cosas suceden con la suma de las partes y en tanto no sanemos nuestro modo de ser a cada momento, seguirán produciéndose desequilibrios por doquier. Acumulamos falacias que creamos para auto-convencernos de una felicidad que no tenemos y luego nos preguntamos “¿Cómo ha sucedido eso?” y lo que es peor, algunos deciden pese a su propia ceguera, conducir a un mundo de ciegos espirituales hacia un inexorable pozo sin fin.
En medio de todo lo que fue apareciendo en estos días, algo que daba muchas vueltas a mi alrededor como si de siluetas del pasado –danzantes y aladas- se tratase, ha sido la reflexión acerca de la importancia del no ser;  porque es muy precaria y vulnerable tal valentía.
No ser en un mundo donde todo está pensado para desear ser, es como el anticipo del fracaso con firma y rúbrica elegante acuñada por los sabios y eruditos del planeta.
Me preguntaba: -¿A quién podría interesarle que les transmita que sigo en mi etapa de descubrimiento y en procura de la conquista de mis propias orillas?; ¿Cómo podría servirle a otras personas una historia que se resume en mi presente y que es sólo el comienzo de una vida que continúa?; ¿Qué trascendencia podría tener un relato sin eventos tan traumáticos que muchos me han confiado?; ¿Acaso hay gente allí afuera de lo que falsamente creo es mi historia personal (ya he comprendido a estas alturas de que nada es personal), interesada en que les comunique tales experiencias?
Afortunadamente, cuando no hay red (metafórica, real o tecnológica) no queda otro remedio que dar el salto con el alma dejando a la mente desconcertada y sin respuestas, porque es así como la memoria del origen nos recuerda a qué hemos venido.
Sin ese talento que nos es innato por razones que cada quién explicará a su manera, de nada nos serviría buscar el sentido de la vida porque seguiríamos pensando que ni todas las bibliotecas del mundo, ni las más prestigiosas formaciones académicas, ni varias vueltas alrededor del mundo lograrían proveernos de esa sabiduría que tienen los otros y jamás nosotros.
Se trata de dar servicio con aquello que nos es simple, gratificante y abundante sin que tenga relación alguna con materialismos, dogmas o criterios sectarios.
Se trata de no ser, siendo; en vez de parecer ser sin serlo.
Se trata de enseñar lo que hemos aprendido y de asimilar con humildad todo cuanto aún nos falta; reivindicando el talento personal como parte de un entramado perfecto porque aquello que para nosotros es suficiente excusa para dividir, discriminar, rechazar o malversar; no tiene ninguna validez en un universo donde nuestra presencia física es –de tan insignificante- menos que una partícula de polvo en el aire que respiramos.
El talento es mediar, cocinar, cantar, reparar, crear e interpretar el arte en todas sus formas; escribir, disertar, enseñar, proteger, guiar y un sinfín de dones que los falsos status califican sin saber que no existe uno solo que carezca de valor.
Así fue que mi musa se hizo presente y casi regañándome por la demora me recordó que el fracaso es una elección por falta de sabiduría interior y postergarse es un abuso hacia nuestra sagrada presencia planetaria; luego –sin más- me instó:
¡Vamos! ¡Ya es tiempo de dar a luz!

Con Amor,
Graciela Khristael

PD: Como todo está conectado, esta musa también los insta a todos ustedes a la tarea más creativa que pueda realizarse una vez que se muere a la vieja imagen que se tiene de uno mismo y que no es otra que auto-parirse haciéndose cargo definitivo de la responsabilidad de ser lo que se vino a ser y ninguna otra cosa.
  
psiconumerosofia.blogspot.com
fuente-perfecta.blogspot.com







  

miércoles, 25 de febrero de 2015

Memorias de Amor

  • ¡Amores!                                                                                          Todos los días con todos sus intantes proveen de las posibilidades energéticas que nuestra memoria requiere para recordar.                                                                              Con Amor y Gratitud:                                                                           Graciela Oasis del Alma. Khristael    
                      www.facebook.com/oasisdelalmakhristael            http://psiconumerosofia.blogspot.com/2015/02/memoria-de-amor.html
  • Volver al Amor es trabajar en la disolución de los miedos; en ser capaces de reconocer la ira, el rencor, el odio, la impotencia y los deseos propios de imponer razones.  Amor es una energía que trasciende los celos, las envidias, las especulaciones y la vocación de dividir. 

            sábado, 21 de febrero de 2015

            Vida

            ¡Amores!

            ¿Qué hace que algo se ponga en movimiento?
            ¿Para qué lo haría?
            ¿Tal vez para manifestar que Todo cuanto se mueve debe provenir de Algo que permanece quieto y en silencio?
            Graciela Khristael


            psiconumerosofia.blogspot.com
            fuente-perfecta.blogspot.com
            psiconumerosofia@gmail.com
            fuenteperfecta@gmail.com


            viernes, 20 de febrero de 2015

            Ho'Oponopono

            Hacer lo Correcto

                  Hace algunos años tomé contacto con una información que hacía referencia a una antigua técnica de reparación de conflictos y sanación de enfermedades, entre los integrantes de un pueblo originario de Hawai. La importancia y trascendencia de esta práctica radicaba (y hoy se ha rescatado como precepto y práctica) en la importancia de las relaciones entre los integrantes de aquellos pueblos a partir de la toma de consciencia y recuerdo permanente de que todo está vinculado entre sí y de que no existe acto o pensamiento alguno que no modifique, con su energía expansiva, a todo el entorno y aún más allá.
            Una vez comprendida la responsabilidad que acarrea la propia conducta sobre los hechos presentes que ayer fueron el futuro así como mañana serán el pasado; se puede resumir en 4 frases simples el mecanismo de sanación que requiere de la honesta, profunda y sincera asimilación de sus contenidos y éstas son: Lo siento, Perdona, Gracias, Te Amo.
            Luego, cuando recorro este mismo precepto en diferentes culturas, en diferentes modos de hacer del humano; me encuentro con que hay similitud en "Ama a tu prójimo como a ti mismo"; "No hagas a otro aquello que no te gustaría que hagan contigo"; incluso Jean Pierre Garnier en la ley del Desdoblamiento del Tiempo lo parafrasea diciendo "No pienses hacer al otro aquello que no te gustaría que el otro pensara en hacerte a ti"; por otra parte, la leyenda asiática del Hilo Rojo expresa que todo está conectado por un hilo invisible que se estira, dobla, acorta, enreda, pero jamás se corta (la energía fluye pero no termina); Bert Hellinger sostiene la misma conexión en la aplicación de su terapia y aún si vamos al microcosmos personal, no existe síntoma físico que no esté unido a un complejo entramado de causas y consecuencias cuyo origen está mucho más allá de varias generaciones que nos anteceden, como el Dr Samuel Hahnemann explicaba en su investigación acerca de la Homeopatía; del mismo modo Reiki provee de un símbolo que he aprendido antes de la Maestría (Hon-Sha_Ze-Sho-Nen) y que permite sanaciones sin importar tiempo o distancia; sin omitir -por último- los conceptos de Yo Soy Tu y Tu Eres Yo (In L'akesh).
            Todo esto lleva a una coordenada de sentido común, conformada por varios ejes que le dan dinámica a todo:  la Paz interna (la que sólo puede generar felicidad real), el discernimiento acerca de que Todo es Uno, la certeza de que la mente está al servicio de la Consciencia y la comprensión de las experiencias de los otros como propias.
            Somos extraños...
            Somos una paradoja constante, pensando una cosa, diciendo otra y actuando como desconocidos de la mente que dicta constantemente las memorias repetidas de los mismos mecanismos que nos han conducido una y otra vez al fracaso como humanidad, pero seguimos allí tan atentos a esos susurros.
            Cuando un empleo no nos conviene renunciamos; cuando un matrimonio no funciona renunciamos; cuando un proyecto deja de interesarnos renunciamos; entonces cabe preguntarse por qué no renunciamos a seguir siendo duales sincerando de una vez por todas que sufrimos por las mismas enfermedades de hace miles y miles de años: envidia, ira, odio, ambición, traición y miedo. No basta con un ejercicio irrelevante y pasajero de arrepentimiento provisorio. Es necesario elegir a cada instante (único e irrepetible) ser feliz y eso incluye la felicidad de cada centímetro que pisemos o habitemos en la Tierra.
            Con Amor,
            Graciela Khristael

            www.facebook.com/oasisdelalmakhristael  
            psiconumerosofia.blogspot.com
            fuente-perfecta.blogspot.com
            psiconumerosofia@gmail.com
            fuenteperfecta@gmail.com



            martes, 17 de febrero de 2015

            SINTOMAS Y LECCIONES

            SINTOMAS Y LECCIONES

            Cuando no has aprendido la lección.
            ¿Qué cuenta un poeta que no sea su propia poesía vivida?
            ¿Qué partitura escribe un ser musical que no sea su conexión con la esencia del verdadero sonido?
            ¿Qué puede esculpir un artista que no sea su interior manifestándose?
            ¿Qué puede construir un arquitecto, que no sea la verdadera geometría universal en cada estructura?
            ¿Qué puede enseñar un maestro que no sea aquello que lo trasciende aunque no hable?
            ¿Qué puede hacer cada quién que no sea reparar lo que descubre que ha hecho mal alguna vez?
            ¿Qué puede encontrar un ser que busca en su interior lo más valioso de sí, que no sea la Luz encendida en el centro de su corazón?
            Todo lo demás es falso.
            Muchas de las preguntas -sino todas en definitiva- suelen tener en su misma cuestión la respuesta, porque ambas cosas: duda y resolución, forman parte de la misma persona que inquiere. Lo extraño, es que los humanos repetimos los mismos errores una y otra vez, sin lograr descubrir el propio patrón de aciertos y de fracasos, antes de volver a transitar las mismas experiencias.
            En medio de enojos, decepciones, angustias y proezas emocionales para evitar sucumbir ante mi peor enemigo, que no es otro que el mismo de todos: el miedo; me encontré estos últimos días asistiendo a un desfile excepcional de experiencias todas juntas y osadamente despojadas de pudor, resabios de moral ni que decir de los cargados exabruptos de envidia maquillada de falsas maestrías.
            Ha sido como entrar en una roca que parecía infranqueable, como atravesar la trama de una tela inmensa cubriendo la luz del sol; como muriendo de un lado de un puente y renaciendo consciente al otro lado de una falsa ciudad, pudiendo ver desde un banco de plaza imaginario a tantas almas negras vestidas de túnicas blancas y con su pies descalzos, repartiendo cruces como suvenires, sin volver el rostro (mucho menos su consciencia) hacia los hijos que parieron y abandonaron a su suerte. Felices, congregando multitudes, al tiempo que escondiendo tras unas cortinas sus calzados de cuero de medio punto, sus tarjetas de crédito que compran tantas miserias, las llaves de sus vehículos y los pasajes de avión.
            Desde el mismo asiento, al otro lado de la falsa fachada humana, se agolpan como pretendiendo la mayor atención aquellos seres a quienes les había otorgado una identidad emocional, cayéndose a pedazos con sus patéticos trajes de actuación.
            Entonces vino a mí un dejavú: -Todo esto me resulta familiar. ¡Ya lo he vivido!
            Nada de lo que estaba afuera de mi había cambiado, tal como no se extinguen las experiencias eternas del alma. Todo volvía a presentarse en mi mente al tiempo que en mi realidad cotidiana, de una sola vez y sin solicitar turno previo.
            -¡Era necesario! (pareciera dictar una inspirada voz interior).
            La única manera de que las preguntas encuentren las respuestas, es que la persona portadora de la duda sepa encontrar dentro de sí la solución; porque la vida es un breve-eterno- instante-presente en el que todo acontece para recordar qué es lo que vinimos a experimentar.
            Y recordamos junto a los pares que escriben poesía sin provocar rimas sino siendo poesía; que conectan con la música como parte del sonido mismo, sin intentar alteración alguna en la sintonía humana a cambio de popularidad; que abrazan con sus dedos la escultura que ya está en el alma y pronto se expresará en el material; recordamos también con quienes idean nuestras viviendas sin aberrar la geometría sagrada; con los que enseñan sólo con relatar sus vidas; con los que reparan los daños causados; con quienes encienden la chispa de su corazón, cuyo acto no puede realizarse a partir de falsas creencias ni de emociones fabricadas, ya que es producto de un instante de re-encuentro con la esencia propia de cada quién.
            La vida no puede ser contada, sino sólo vivida.
            Cuando empezamos a soltar las experiencias repetidas es señal de que hemos aprendido a re-significarlas, porque todo es idéntico excepto la persona que somos en cada ocasión.
            Somos los mismos cuando no hemos aprendido la lección.
            Somos los nuevos cuando giramos el cuerpo timoneado por el corazón y dejando atrás las orillas del viejo puente nos aventuramos a la siguiente experiencia, entregándoles a los viajeros inútiles para la nueva travesía, la maleta con todos los datos que ya no nos sirven. Ellos han hecho bien su trabajo, cumplieron su rol.
            Así es que amanecí en este día agradecida por la oportunidad de continuar el viaje; reconociendo en él a los seres que tendrán cosas nuevas para enseñarme, teniendo a la Naturaleza por la gran emisaria así como a mi propia esencia de ser, como la portadora de las renovadas preguntas y respuestas.
            Deseo que llegue desde la silenciosa algarabía de mi alma, una semilla de amorosa gracia para quienes vibran en esta misma sintonía de Amor, al mismo tiempo que tomo en mí el poder de la Fuerza de la Verdad, para decirle al resto:
            -“Dad al César lo que es del César”.
            Graciela Khristael
            8/10/2013 / re-editado el 11/05/14 y el 17/02/2015
            www.facebook.com/oasisdelalmakhristael
            psiconumerosofia@gmail.com
            fuenteperfecta@gmail.com
            fuente-perfecta.blogspot.com


            viernes, 13 de febrero de 2015

            Números y Personalidad

            COMIENZAN LAS CLASES

            En MARZO comenzamos con las Capacitaciones en PNS (Psiconumerosofía).
            PRESENCIALES Y/O A DISTANCIA (Según sean sus tiempos y las Ciudades a las que pertenecen).
            ¡No se confundan! No es una Terapia. 
            Es una Herramienta de Trabajo IMPERDIBLE para quienes interactúan profesionalmente con personas en diferentes áreas. 
            CURSOS INTENSIVOS Orientados a:
            Profesionales, Estudiantes y Particulares en general, interesados en la comprensión de las características de la Personalidad Humana con relación a su PROGRAMA NUMERICO. (Mucho más que un simple enfoque basado en Números.)
            NO ES Numerología. Dicha técnica se basa en tablas a partir de la lengua inglesa (incluso la letra “ñ” no es considerada).
            PNS no se basa en tablas y es aplicable a cualquier idioma.

            NO ES Eneagrama. Los eneatipos son 9
            PNS aborda los Códigos de Frecuencia personales ofreciendo 81 enfoques diferentes.

            Opciones de Formaciones:
            A) 3 encuentros intensivos ( 3 sábados)
            B) 1 intensivo de fin de semana: viernes-sábado-domingo.
            C) A distancia (el alumno recibe todo el material por mail: los 9 Módulos; previo pago. Luego va realizando las actividades y recibiendo la asistencia y tutoría por mail).
            Formadora: Graciela González Oasis del Alma. Khristael
            Informes: psiconumerosofia@gmail.com
            Mensajes de texto: Móvil 11 6004 7465